Tiempos de Guerra

Share Button

Por:

Chano Rangel

09 DE ENERO DE 2020

¡Las sopa esta fría!

Los cultos a la personalidad han sido muchos, desde tener creencias prehispánicas como José López Portillo, hasta ser esotérico como Manuel Cavazos Lerma y su pirámide de energía, que en Tamaulipas se puso de moda en su sexenio dejando monumentos a su fanatismo por todo el estado.

En tiempos modernos, al presidente lo hunde su pasado belicoso, pero lo renueva echando culpas a todos, de sus propios errores, sus creencias cristianas han puesto en jaque a la curia católica, a la AMLO, no deja de asociarlos con la mafia del poder, y eso incluye al arzobispo primado de México; que, dicho sea de paso, es un critico duro del nuevo régimen izquierdista.

Pero ese tema, lo podríamos tratar en otro momento, los que nos atañe es Tamaulipas, y sus regiones, donde el culto a la personalidad, también suele ser de proporciones elevadas.

Hace algún tiempo, la confrontación del líder de facto del PRI, Enrique Cárdenas González y el gobernador en turno, al grado que el chaparrito del sombrero no lo quería cerca de el, ni a 10 cuadras; Don Enrique como era viejo lobo de mar, solo quería ser tomado en cuenta, como lo dicen sus biógrafos, porque sus mejores años, ya habían pasado en ese momento.

Su junior también era parte de su baraja, su hermano Jorge Cárdenas, fue acérrimo rival de Cavazos, al que nunca le perdono, haber competido en su contra y hacerle la vida de cuadritos. Pero Cavazos tuvo que tragar sapos, porque uno de la dinastía, Gustavo Cárdenas, fue alcalde de la capital cuando MCL, era el poderoso gobernar de la entidad.

Y nada de esto fuera preciso recalcar, si no fuera porque en Tamaulipas, las fichas tricolores quieren volver a su participación y ocupar ese protagonismo a ultranza que algún día no muy lejano tuvieron.
Fue precisamente ese culto a la personalidad y sus excesos, los que hundieron al partido de estado, que no sabe caminar sin la ayuda de su padre gobierno.

Algunos expresidente el PRI en Tamaulipas, los puedo contar como amigos, y algunos de los presidente municipales de igual forma, pero ninguno coincide que, con la misma medicina, se alivien todos lo males.

Esas confrontaciones internas, fueron las que hicieron decir a Edgar Melhem, que su llegada fue por unidad, para no dividir a los priistas, y surge la pregunta ¿a cuáles priistas? Los que andan en Morena, los que ya se fueron o los que a aun están en sueños.

Cuando pregunte a uno de esos expresidentes que hacer con el priismo en la entidad, la única respuesta que dio, fue ¡ la sopa esta fría! Pediré que me la calienten de nuevo. Tan mal esta ese partido, que Melhem, vuelve a llamar a los mismos de siempre y con eso sus posibilidades son paupérrimas.

Al tiempo.

De aquello y lo demás…

El alcalde de San Fernando Pepe Ríos, ha comenzado el año inaugurando y poniendo en marcha obras en el municipio, el primer cuadro de la ciudad, es una muestra de este trabajo, que se puede apreciar a simple vista.

Además de eso, se logró conjuntar a muchas familias el pasado lunes y compartir la tradicional rosca de reyes, con lo que culminó el famoso puente Lupe-Reyes, y con el que se dan por terminadas, las fiestas decembrinas.

Cabe mencionar, que también dentro de este esquema de trabajo, la administración de Pepe Ríos, he hecho principal énfasis en el área rural y pesquera del municipio.

Donde se han podido bajar recursos, para apoyar con semilla mejorada a los campesino y agricultores de la región, además de dar un fuerte impulso a la producción pesquera de la Laguna Madre.

chanorangel@live.com.mx